1. Consiga un abogado. ¡Puede pagarlo!

Cuando usted se postula para obtener beneficios, está tratando con una gran burocracia federal con reglas y regulaciones de más de miles y miles de páginas. El Juez Administrativo querrá saber información específica, y querrá que esa información se presente de un modo particular. Un abogado experto será capaz de reunir toda su información y de preparar la evidencia y su testimonio para contestar a las preguntas del Juez. Nunca cobramos comisiones a nuestros clientes a menos que ganemos el caso, y aún así nuestra comisión es de solamente el 25% de los beneficios que usted obtenga, con un máximo establecido por la Administración del Seguro Social.

2. No se rinda cuando no lo aceptan. ¡Presente una apelación!

Dos de cada tres personas que se postulan al Seguro Social por Incapacidad son rechazadas en el estadio inicial. ¡No se desanime! No vuelva a postularse. Presente una apelación inmediatamente y llámenos para obtener una consulta gratuita. La mayoría de la gente es rechazada en el estadio inicial porque el Seguro Social no considera los aspectos individuales de su caso, sino que basa su decisión en factores muy impersonales. Para que su caso sea considerado como es debido usted necesita apelar la decisión del Seguro Social y contratar a un abogado especializado en Beneficios por Incapacidad y hacer que un Juez Administrativo revise su caso. Estadísticamente, la mejor manera de obtener una decisión favorable en su caso por incapacidad es ser representado legalmente y tener una audiencia ante un Juez Administrativo.

3. Trate su condición médica y tome la medicación.

Además de un buen abogado usted necesita un buen médico. Es sumamente difícil convencer a un Juez Administrativo de que su condición médica le impide trabajar si usted no está obteniendo un tratamiento médico regular. Incluso si es sólo realizarse un chequeo rutinario cada tres o cuatro meses, recibir tratamiento regularmente muestra al Seguro Social que su condición es seria y lo suficientemente real como para hacerlo asistir regularmente al médico.

4. Su médico no es quien decide si usted puede trabajar o no.

Su médico puede darle una opinión respecto de lo que usted puede o no puede hacer. Por ejemplo, su médico puede decirle que usted sólo puede levantar un peso de cinco libras, o que puede estar de pie por sólo diez minutos. Pero es el Juez, con la ayuda de un experto vocacional, quien determina que esas restricciones, en conjunto con su edad, educación y experiencia laboral, le impiden trabajar.

5. La palabra “incapacitado” significa algo muy específico para el Seguro Social.

Tener limitaciones físicas o mentales no significa automáticamente que usted cumpla con la definición de “incapacitado” de la Administración del Seguro Social. El Seguro Social específicamente requiere que su condición médica le impida ganar más del salario mínimo (actualmente $1,010.000 brutos por mes, para trabajadores videntes) en cualquier tipo de trabajo que exista comúnmente en los Estados Unidos.
Las leyes que regulan lo que usted recibe, y cuánto recibe, son extremadamente complejas y detallistas. Es de vital importancia que usted se comunique con nuestras oficinas para tener a uno de nuestros expertos abogados trabajando duro en asegurarse de que usted reciba los beneficios que ha ganado y que se merece. Llámenos hoy o haga click AQUÍ para obtener una CONSULTA GRATUITA y saber cómo podemos ayudarlo.

We can help you get your disability claims approved!

Get Help!